0

Consejos para evitar contracturas este invierno

Con la llegada de las bajas temperaturas, las posibilidades de lesionarse realizando alguna actividad deportiva aumentan considerablemente.

28 jul 2015
20h29
  • separator
  • comentarios

Las lesiones que más aumentan su incidencia durante los meses fríos, son especialmente lesiones musculares como calambres, desgarros, contracturas, tendinitis e incluso roturas de tendón. Esto se debe a que la musculatura se encuentra más tensa o contraída en respuesta a las bajas temperaturas y la falta o un pobre calentamiento antes de realizar el ejercicio, pueden fácilmente desencadenar en una de estas lesiones.

Acá te entregamos algunos consejos para evitar las lesiones.
Acá te entregamos algunos consejos para evitar las lesiones.
Foto: Gentileza Lumina Comunicaciones

Una pregunta recurrente y que surge por estos días es, ¿cuál es la diferencia entre una contractura y un desgarro? A pesar de que ambas lesiones se originan en el músculo, son muy diferentes en varios aspectos. Las contracturas son provocadas por una contracción mantenida e involuntaria posterior a una mala postura o stress; mientras que en los desgarros se produce una ruptura de fibras musculares como consecuencia de una sobre elongación o movimientos bruscos. Dependiendo del tamaño será la severidad de la lesión.

“En ambos casos es recomendable realizar una terapia kinésica, ya que en la contractura es importante conocer y tratar la causa y la lesión con calor, masajes y ejercicios personalizados; mientras en el desgarro se puede acelerar el proceso y mejorar las propiedades de la cicatriz, disminuyendo las probabilidades de sufrir una nueva lesión a través de ejercicios progresivos, entre otras técnicas de tratamiento”, dice Diego Cisterna ,  kinesiólogo de Kinexus (www.kinexus.cl).

Y agrega: “Siempre que se tenga especial cuidado en la hidratación, protección, calentamiento y entrenamiento no habrá problemas. A bajas temperaturas disminuye la sensación de fatiga y la percepción de pérdida de agua; teniendo en cuenta lo anterior, enfrentaremos de mejor manera el ejercicio bajo estas condiciones climáticas.

La pérdida de agua a través de la transpiración y respiración es igual en cualquier estación del año. Sin embargo, en días fríos da menos sed, la transpiración se evapora rápidamente y no es percibida, por lo que si quieres evitar calambres, contracturas, tirones y fatiga antes de tiempo, bebe agua como si estuvieras en pleno verano”.

Según el kinesiólogo de Kinexus, es ideal hacer un precalentamiento de unos 15 minutos,  ya que la adaptación muscular al ejercicio es más lenta en épocas frías. “Es importante contar con ropa deportiva adecuada que mantenga tu temperatura y te mantenga seco, utilizar zapatillas con buena adherencia y tracción para evitar caídas y lesiones, no prolongar el entrenamiento ni aumentar la intensidad más allá de lo acostumbrado y apenas se termine la actividad física hay que cambiar la ropa húmeda para no sufrir las consecuencias de los cambios bruscos de temperatura”.

En cuanto a los ejercicios recomendados, Diego Cisterna aconseja, “estiramientos dinámicos que consisten en movimientos amplios de brazos, piernas y tronco para preparar las articulaciones, músculos y tendones antes de comenzar la actividad. Se debe comenzar a baja intensidad e ir aumentándola gradualmente hasta llegar a la deseada. De igual manera, al terminar se debe disminuir gradualmente la intensidad y terminar elongando. De ser posible, bajo resguardo de las bajas temperaturas para evitar contracturas y enfermedades respiratorias”.

Los masajes son fundamentales para la preparación de un deportista, deben ser entendidos como parte de la rutina a realizar debido a sus grandes beneficios, tanto en el rendimiento como en la recuperación de lesiones. En el caso de las contracturas los masajes son la principal herramienta del kinesiólogo para solucionarlas, reordenando las fibras musculares y devolviendo al músculo a su estado óptimo.

“Los masajes pre competitivos permiten preparar la musculatura para rendir al máximo, mejorando su flexibilidad, potencia y funcionalidad, además de ser una de las mejores formas de prevención de  lesiones. Los masajes post competitivos ayudan a prevenir contracturas y calambres después de la actividad deportiva y alivian la sintomatología muscular dolorosa propia de los días posteriores a una competición o entrenamiento exigente”, concluye el kinesiólogo.

#FashionHuntersTerra: Lo tienes, así que úsalo, Gym en casa

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad