0

Diego Milito: El Príncipe que se convirtió en Rey

El emblemático jugador y capitán de Racing se convirtió en uno de los ídolos indiscutidos del equipo de Avellaneda y tuvo emotiva despedida.

22 may 2016
10h47
  • separator
  • comentarios

La de este sábado fue una tarde diferente para los hinchas de Racing, algunos fueron llegando al estadio solos, otros en familia, otros con amigos, pero todos tuvieron una particularidad, la camiseta de la "Academia" y el número 22, ese que un tal Diego Milito llevó a la fama.

Foto: NA

A casi ninguno le importó que había un partido por la última fecha del campeonato frente a Temperley porque todos fueron a la despedida del capitán, del emblema, del ídolo, del jugador más representativo de Racing, Milito, el Príncipe para los amigos, esos que hoy llenaron el Cilindro para decirle chau al jugador, hola a la leyenda.

Foto: NA

Cada uno tuvo una muestra de afecto hacia el ídolo algunos un cartel que decía "Diego Milito, 22, Gracias" o uno que señalaba "Milito hay uno solo" con la cara del futbolista, otros desplegaron banderas.

Foto: NA
Foto: NA

Los "trapos" esta tarde fueron para él: "Diego Milito nunca te vamos a olvidar", "2001-1014 Gracias por dar la vida 22", "D.A. Milito Gracias por todo este amor", "Príncipe eterno, no alcanzan 22 vidas para devolver tanta alegría" y uno especial en la platea femenina "Siempre aquí te voy a esperar 22" rezaba la bandera de la "chicas" de Racing.



La tarde tuvo ovaciones, muchas, a cada momento podía escucharse "Ole le ola la Milito es de Racing, de Racing de verdad", "Milito hay uno solo, Milito hay uno solo", "Mire mire que locura, mire mire que emoción, Milito volvió a Racing por la camiseta y para ser Campeón".

Los primeros aplausos fueron cuando salió a hacer el calentamiento previo con sus compañeros, luego cuando salió a jugar su último partido en el Cilindro y antes del mítico minuto 22 hubo una ovación extra cuando marco su gol casualmente número 22 con un festejo a la gente y a una nueva hincha de Racing, Morena, su hija que nació a las 3.22 de la madrugada de este sábado tan particular".

Luego sí llegó el minuto 22 durante el cual el ídolo fue vitoreado tanto en el primer como en el segundo tiempo y la emoción mayor fue cuando el árbitro Nicolás Lamolina pitó el final del encuentro.

Primero fueron sus compañeros los que se acercaron para abrazarlo y en el medio se colaron los jugadores de Temperley para rendirle homenaje a un hombre que supo hacerse querer tanto en Argentina como en Italia y España, que con humildad y trabajo coronó una fabulosa carrera futbolística.

Después recorrió cada sector del estadio para saludar a su gente, esa que esta misma tarde votó para que un parte de la calle Italia se llame Diego Milito, y con lágrimas en los ojos fue saludando a cada lado del lugar mientras que más tarde sus compañeros fueron los que lo aplaudieron a él.

En medio de la emoción, apareció el presidente Víctor Blanco con una plaqueta que le entregó Sebastián Saja, a esta altura ya un amigo que se abrazó a él y lloró como un niño por despedir también a su ídolo, emoción a la que se sumó todo el plantel y que también tuvo el entrenador Facundo Sava.

Más tarde llegó la entrega del carnet para la pequeña Morena y la ida del estadio entre luces y globos celestes y blancos mientras que en los carteles luminosos rezaba la ya famosa frase #Gracias Diego Milito.

Ya en la conferencia de prensa y tras los eternos agradecimientos a los simpatizantes de Racing Milito, quien apenas durmió por haber estado en la clínica en la llegada de Morena dijo: "Disfruté muchísimo, no me lo podía perder.
Fue un partido difícil en lo emocional y fue imposible no quebrarme".

"Me voy tranquilo y con una felicidad enorme de poderme retirar en el club que tanto amo", expresó visiblemente emocionado el emblema, el capitán, un tal Diego Milito, que llegó siendo el Príncipe y se fue convertido en Rey.

Foto: NA

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

Canal italiano "recrea" el gol de Di Stefano ante Bélgica en 1957

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad