0

Agag: "La Fórmula E está yendo mucho más rápido de lo que pensábamos"

4 mar 2017
08h01
  • separator
  • comentarios

El director general de la Fórmula E, el español Alejandro Agag, se muestra encantado con la evolución del campeonato de bólidos ecológicos que impulsó hace cuatro años y medio, y que ha superado las previsiones más optimistas en su tercera temporada de competición.

"Esta temporada romperemos la barrera de los 100 millones de euros de ingresos y, si no estuviéramos invirtiendo tanto en promoción y publicidad, ya habríamos alcanzado el umbral de rentabilidad. Esto está yendo mucho más rápido de lo que pensábamos cuando hicimos el plan de negocio", ha afirmado orgullo en una entrevista concedida a Efe.

Agag destaca que esos 100 millones de euros de ingresos dan "para cubrir perfectamente el funcionamiento del campeonato", después de las penurias económicas que la Fórmula E padeció en sus inicios.

"Recuerdo que en aquel Power Point que hicimos cuando empezamos pusimos que, en la temporada 3, tendríamos tres constructores, y tenemos siete; y que llegaríamos al umbral de rentabilidad en la temporada 5", ha desvelado.

Además, la entrada de China Media Capital (CMC) en la Formula E Holdings ha supuesto una nueva inyección económica para el campeonato de monoplazas de propulsión eléctrica.

"Las grandes marcas están entrando -a Renault, Audi, BMW o Jaguar se les unirá en breve Mercedes- y tenemos un grupo de patrocinadores muy potente -el último en entrar ha sido la aseguradora Allianz-. De hecho, no esperábamos tener tantas compañías y tan buenas con nosotros, tan pronto", apunta.

Agag destaca el trabajo bien hecho, pero también reconoce que ha tenido suerte, "porque el mercado ha dado un cambio hacia el coche eléctrico, de cuatro años y medio hasta aquí, que nos ha beneficiado claramente".

Crecer en audiencias de televisión es ahora la prioridad: "En Alemania, Reino Unido, Japón o Brasil tenemos audiencias muy respetables. Tenemos que reforzar la difusión en países como en España o Italia, pero no se puede crear un deporte y tener audiencias masivas al día siguiente. Requiere tiempo".

En el caso de España, que hubiese un piloto español -un problema de salud retiró a Jaime Algersuari cuando iba a debutar en la Fórmula E con el equipo DS Virgin Racing la temporada pasada- ayudaría, pero Agag ya está trabajando para solucionar eso y no esconde que le encantaría contar con el castellonense Roberto Merhi para el año próximo.

Merhi ha reconocido que lo que más le atrae de la Fórmula E es la posibilidad de correr en circuitos urbanos, el punto fuerte de esta competición.

"La clave de la Fórmula E es, a parte de utilizar monoplazas eléctricos y que los llevamos al centro de las ciudades. Eso nos diferencia mucho. No queríamos hacer una Fórmula Uno B. Queríamos que si alguien está haciendo 'zapping' y de repente veo una carrera de coches con la Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad de fondo, ya no cambie de canal, y eso es lo que hemos logrado", subraya Alejandro Agag.

Aunque la Fórmula E y la Fórmula Uno cuentan con accionistas comunes como John Malone (propietario de Liberty Media, Liberty Global y Discovery), Agag ve a ambos campeonatos "complementarios" y niega que haya un plan sobre la mesa para integrarlos: "De momento, somos primos lejanos, que ya es más que no ser nada".

Además, el CEO de la Fórmula E recuerda que su certamen de coches eléctricos "no sirve" como trampolín para dar el salto a la Fórmula Uno: "Las características de conducción de la Fórmula E son muy distintas. Para eso ya tenemos GP2 o la Fórmula 3.5".

Tampoco se ve Agag dando el salto al 'Gran Circo' para dirigir la Fórmula Uno, pese a que hace un tiempo aparecía como uno de los más firmes candidatos para sustituir a su amigo Bernie Ecclestone.

"Mi compromiso es con la Fórmula E. Nosotros lo hemos pasado muy mal para pagar los sueldos de la gente, para sacar la empresa adelante, pero siempre hemos tenido a nuestros inversores apoyándonos. Yo tengo un compromiso con ellos. Ahora estamos muy bien, pero mi obligación es llevar a la Fórmula E hasta un destino más alto", ha razonado.

Incorporar una nueva carrera en Estados Unidos -en el calendario de 2017 solo hay dos en Nueva York- consolidar las que ya hay en Europa y, sobre todo, crecer en el continente asiático aprovechando la entrada de capital chino, están en esa hoja de ruta. Y por supuesto, mantener la señas de identidad de la Fórmula E: "innovación, tecnología y sostenibilidad", subraya Alejandro Agag.

"Queremos consolidarnos como el gran campeonato del futuro y ayudar a cambiar la tecnología del coche eléctrico. Cada temporada hacemos dos vueltas más en el mismo circuito con la misma batería. Y, en la quinta temporada, las carreras ya las haremos con un solo coche, en lugar de dos, los que significa que habremos doblado la durabilidad de la batería", concluye orgulloso.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad