0

España, a poner broche de oro a generación más exitosa de su básquet

28 ago 2014
10h13
  • separator
  • comentarios

España alberga a partir del sábado el Mundial de Básquet en el que aspira a poner un broche de oro a la generación más exitosa de su historia, dos veces plata olímpica y campeona mundial y continental.

Todo el país suspira por una final contra Estados Unidos, su verdugo en las últimas dos finales olímpicas y sueña con poder vencer al fin al Team USA. Tal como se ha diseñado el calendario, ambos equipos solo podrán verse en la final.

Como credenciales, España presenta a todas sus estrellas, al contrario que la mayoría de equipos de la competición que cuentan con ausencias importantes en sus filas, y tendrá el apoyo de sus aficionados, ya sea en Granada en la primera fase o en Madrid, donde jugaría todas sus eliminatorias.

El equipo que dirige Juan Antonio Orenga destaca por el poderío de su juego interior y la genialidad de sus jugadores exteriores.

En la pintura, España cuenta con tres de los mejores pivotes de la NBA, los hermanos Gasol, Pau y Marc, así como con el congoleño nacionalizado Serge Ibaka y con el infatigable Felipe Reyes, que regresa a la selección para, quizá, jugar el último gran torneo de los Júniors de Oro.

Es así como se conoce en España al equipo que ganó el Mundial Júnior de Lisboa en 1999 y base del equipo que en los años siguientes ha dado al país los mayores triunfos de su historia en este deporte, como el Mundial de Japón-2006, el oro en los Eurobáskets de 2009 y 2011, y dos platas olímpicas consecutivas (Pekín-2008 y Londres-2012).

Además de Pau Gasol y de Reyes, el otro superviviente de aquella generación es Juan Carlos Navarro. Ya bien entrados en la treintena (34), para los tres la cita mundialista podría ser su último gran torneo internacional, teniendo en cuenta además que tanto Gasol como Navarro han sufrido diversos problemas físicos en las últimas temporadas.

El juego exterior parece menos consistente, pese a las genialidades del propio Navarro o de Rudy Fernández, porque ninguno de los jugadores del perímetro son tiradores puros.

El equipo cuenta además con dos bases talentosos como Ricky Rubio y Sergio Rodríguez y el sobrio pero efectivo José Manuel Calderón pone el equilibrio.

Víctor Claver, Sergi Llull y el joven Álex Abrines deberán dar minutos de descanso a las estrellas en un equipo que invita a soñar con repetir el éxito de Japón-2006.

Tras unos años en los que la selección estuvo dirigida por técnicos de experiencia y renombre internacional, como Aíto García Reneses o el italiano Sergio Scariolo, la federación española decidió la oportunidad tras la plata de Londres-2012 a un joven técnico, exjugador y ayudante de los entrenadores anteriores.

Juan Antonio Orenga se forjó una notable carrera como pivote, supliendo su falta de talento con mucho trabajo e inteligencia. Fue 129 veces internacional con España, siendo su mayor éxito el bronce en el Europeo de 1991.

Como ayudante de García Reneses y de Scariolo participó en todos los grandes éxitos recientes y ahora espera confirmar su valía como primer técnico, después del sabor agridulce que dejó el bronce en el pasado Eurobasket-2013, cuando España acudió sin sus estrellas, Pau Gasol y Navarro.

De momento, su equipo cerró la fase de preparación mundialista invicto, con un baño de confianza al derrotar el pasado lunes por 86-53 a Argentina, que a priori se presenta como la mayor amenaza para impedir que España llegue a la final.

La indiscutible figura es Pau Gasol, el jugador más talentoso y exitoso de la historia del básquet español.

A sus 34 años, y tras dos malas temporadas en Los Angeles, tanto por las lesiones como por los resultados de los Lakers, el mayor de los Gasol fichó recientemente por Chicago Bulls en un intento de reflotar su carrera.

Pese a que ya no es el jugador de hace 10 años, el bajón físico de Gasol no debe notarse tanto como en otros hombres interiores, ya que el catalán nunca vivió de su fuerza, sino de su talento para jugar a este deporte.

El Mundial quizá sea su última gran competición internacional, por lo que tendrá la motivación de acabar en el cajón más alto del podio y si logra ser el mejor jugador del torneo, se convertiría además en el primero de la historia que repite MVP, tras lograrlo en 2006.

Su entendimiento y química con su 'hermano' Navarro ha sido la base de los éxitos de España en la última década.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad