0

El jefe del Hezbolá libanés apoyó a Argentina en la final del Mundial

14 ago 2014
07h43
  • separator
  • comentarios

El dirigente del poderoso movimiento chiita libanés Hezbolá, Hasan Nasrallah, temible jefe de guerra que se prodiga escasamente en público, ha confesado que es un forofo del fútbol y que apoyó a Argentina en la final de la Copa del Mundo de Brasil.

"Me encanta el fútbol y jugaba para distraerme con amigos antes y después" de colocarse el turbante de los religiosos chiitas, confesó en una entrevista publicada el jueves por Al Ajbar, diario libanés cercano al Hezbolá.

El dirigente precisó que en el pasado solía apoyar a "Brasil y a veces a Argentina, sobre todo en la época de Maradona, ya que adoraba su juego".

Diego Maradona disputó cuatro Mundiales y era el capitán de la selección cuando Argentina ganó la copa en 1986.

"En la última Copa del Mundo, todo el mundo decía que iba con Brasil pero en realidad no estaba con nadie. En nuestro grupo, el Hezbolá, desde hace mucho tiempo la gente apoya generalmente a Brasil, ya que les gusta su estilo de juego", agregó.

Muchos libaneses aseguraron que el Hezbolá apoyaba a la 'canarinha' ya que sus colores, amarillo y verde son los "colores especiales de los chiitas", contó. El verde es el color del Islam y el amarillo el del Hezbolá.

"No pude seguir la última Copa del Mundo debido a la situación de Líbano, Siria, Gaza e Irak", contó el jefe del Hezbolá, aunque vio "una parte de la final", "más por su hijo que por el propio partido".

"Y como mi hijo estaba con Alemania, quería crear un ambiente de competición y suspense, por eso apoyé a Argentina", que perdió por 1 a 0 con el nuevo campeón del mundo.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad