0

Argentina sin Ginóbili y con crucial renovación en Mundial de básquet

28 ago 2014
10h33
  • separator
  • comentarios

La selección argentina de básquet acude al Mundial de España-2014 sin su emblema, Emanuel Ginóbili, marginado por lesión, y con varios debutantes mundialistas que bajo el liderazgo del capitán Luis Scola intentarán perpetuar el brillo de la llamada Generación Dorada.

La hora del recambio generacional llegó para el equipo que dirige Julio Lamas que busca conciliar proyección a futuro con siete jugadores menores de 30 años y capitalizar la experiencia de figuras como Scola, Andrés Nocioni y Pablo Prigioni, artífices del oro olímpico en Atenas-2004 junto a Ginóbili.

'Manu', emblema indiscutido y jugador de San Antonio Spurs, actual campeón de la NBA, quedó fuera porque su equipo denegó la autorización por riesgo físico luego de una fractura por estrés que el escolta sufrió en junio en la pierna derecha.

"Fue mi última oportunidad y ya pasó", había dicho el habilidoso escolta que a los 37 años se encontraba a las puertas de su último mundial con la casaca argentina.

Otro ausente importante es Carlos Delfino, debido a una grave lesión en el pie derecho que ya le había impedido jugar buena parte de la anterior temporada en la NBA.

Ginóbili ya se había quedado al margen del Mundial de Turquía-2010, y ahora sólo puede aspirar a los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016, pero no es el único para el que el tiempo juega en contra.

El ala pivot Scola y el escolta Andrés 'Chapu' Nocioni tienen 34 años, mientras el base Prigioni 37, el ala 'Leo' Gutiérrez 36 y el escolta Walter Herrmann, 35.

Lamas apostó por un recambio gradual e incorporó para este Mundial a jugadores sin demasiada experiencia internacional pero con notables cualidades técnicas.

El Mundial se jugará entre el 30 de agosto y el 14 de septiembre y Argentina debutará ante Puerto Rico por el Grupo B que integran además Croacia, Filipinas, Senegal y Grecia.

Facundo Campazzo, el base de 23 años, es el representante de la renovación de la selección argentina y una de sus principales promesas.

El jugador nacido en Córdoba (centro), de 1,79 metros de estatura, viene de firmar contrato con el Real Madrid, potencia del básquetbol europeo, tras consagrarse campeón de la Liga argentina con Peñarol de Mar del Plata durante la última temporada en la que fue consagrado como el jugador más valioso (MVP).

En el Real Madrid compartirá vestuario con el 'Chapu' Nocioni, uno de los máximos referentes del equipo argentino.

Su naturalidad y desparpajo a la hora de jugar lo hicieron un líder natural en la joven camada de jugadores, mientras su versatilidad como armador y su calidad de buen anotador le valieron un lugar entre los doce elegidos por Lamas, aunque el dueño natural de su puesto sea el estelar Prigioni.

"Hay muchos jóvenes en el equipo, lo importante es dar energía, ser revulsivos, tener actitud, defender en toda la cancha", dijo sobre sus perspectivas para el Mundial.

El jugador no desconoce la grandeza de la Generación Dorada "pero atrás hay jóvenes que quieren hacer su propia historia", remarcó.

De destacado desempeño en el Premundial de Caracas -donde Argentina resultó tercero y obtuvo la clasificación a España- Campazzo es uno de los seis debutantes mundialistas, en tanto suma 28 partidos oficiales con la casaca argentina, incluido ocho en los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

"Tiene una energía y una mentalidad competitiva distintas", lo elogió el entrenador.

"La selección nacional está necesitada de construir un nuevo grupo que a su vez debe escribir su propia historia", sostiene Lamas, defensor de un recambio progresivo del equipo bajo la influencia de los más experimentados.

En su visión resulta esencial mantener la mística de la Generación Dorada y espera que los jugadores más jóvenes respeten "los valores de seriedad, profesionalismo y compromiso heredados, que jueguen con pasión, dejando el alma en cada acción".

De 50 años, con 15 ligas nacionales ganadas y cuatro temporadas en España, fue promotor de muchos de los jugadores de la Generación Dorada durante su primera etapa como seleccionador (1997-1998) y ahora volverá a conducirlos en lo que puede ser la última actuación en un Mundial de ese grupo bañado en gloria.

"A los integrantes de la Generación Dorada que aún permanecen en la selección les queda muy poco dentro del equipo. Por eso hay que ir sumando energía nueva. La presencia de estos chicos en la lista de quince marca mi opinión acerca del tema", dijo al anunciar la nómina de los elegidos para la Copa Mundial.

A Lamas, que volvió como entrenador en 2010, le toca dirigir en un momento delicado con la Federación Argentina (CABB) intervenida luego de la denuncia de los propios jugadores sobre presuntos desmanejos financieros.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad