Fútbol Internacional

publicidad
02 de julio de 2012 • 15:37 • actualizado a las 15:48

Los futbolistas de la 'Roja' recibidos como héroes en España

Seleccionado español recibe el cariño de su gente
Foto: Reuters
 

Los jugadores de la 'Roja' fueron recibido como héroes el lunes en España por una marea de aficionados que se echó a las calles de Madrid para homenajear a su selección tras la histórica victoria de la víspera ante Italia en la final de la Eurocopa.

En un autocar descubierto, Iker Casillas, portero y capitán del equipo, y sus compañeros pasearon el trofeo por las calles de la capital en un recorrido abarrotado por decenas de miles de hinchas vestidos con la camiseta de su selección y los colores españoles pintados en la cara, el pelo o el cuerpo.

Desfiando el fuerte calor, la multitud esperó durante horas el paso de sus héroes con gritos de ''¡Campeones! ¡Campeones! ¡Ohé, ohé, ohé!''.Entre la muchedumbre, José Abad, de 33 años, transportista desempleado, esperaba en la Gran Vía para celebrar una victoria con la que, afirma, ''te libras un poco de las tensiones, de pensar en si tienes trabajo o no''.

En la gran plaza frente al ayuntamiento de Madrid, donde la estatua de la diosa de Cibeles había amanecido cubierta con la bandera española, junto al escenario de la fiesta final, una familia explicaba que viajó cuatro horas en coche desde Jaén (Andalucía, sur) para la ocasión.

''Hemos venido para celebrarlo con ellos porque se lo merecen. En el mundial no pudimos venir'', explica Pilar, de 34 años, acompañada por su marido, Javier, de 44, y su hija, Pilar, de 12.

Una horas antes, los futbolistas españoles habían llegado al aeropuerto de Madrid a bordo de un avión ornado con el escudo español y sobre el que se leía ''Orgullosos de nuestra selección''.

Casillas salió el primero, acompañado por el seleccionador Vicente del Bosque, llevando en las manos la Copa de Europa decorada con cintas con los colores españoles.

''Estamos contentos y felices por el éxito logrado. Era difícil y lo hemos conseguido'', declaró el capitán a la televisión pública.

''Ha salido muy bien, estamos muy contentos como equipo, cómo lo hemos hecho'', aseguró por su parte Cesc Fábregas. ''Ahora a seguir trabajando'', agregó, aunque primero tocaba festejar.

A pocos metros, un pequeño grupo de hinchas agitaba banderas españolas rojo y gualda.

''Esta España es muy buena y por eso ha hecho historia'', afirmaba Antonio, de 23 años, recordando que la española es la primera selección de la historia que encadena una Copa de Europa (2008), una Copa del Mundo (2010) y otra Copa de Europa (2012) consecutivas.

Tras un breve descanso en un hotel, los jugadores, vestidos con pantalón deportivo azul y una camiseta roja conmemorativa, en la que podía leerse la inscripción ''Campeones de Europa'', fueron recibidos en el Palacio de la Zarzuela.

Allí, uno por uno estrecharon la mano del rey Juan Carlos I, de su hija mayor la infanta Elena, de su hijo el príncipe Felipe y de la esposa de éste, la princesa Letizia, bajo la mirada atenta de las dos hijas de los herederos de la corona, las infantas Leonor y Sofía, vestidas con la camiseta de España.

''¡Enhorabuena!'', les dijo el rey. ''Los españoles no sólo están orgullosos porque habéis ganado sino porque, si sois buenos cada uno de vosotros como jugadores, como equipo sois formidables'', agregó el monarca. ''Esperemos que sigamos con esta racha'', deseó.

A la alegría de los hinchas, muchos de los cuales había seguido el partido el domingo frente a las pantallas gigantes con la cara pintada de rojo y amarillo, ataviados con pelucas y sombreros, el lunes se sumaban los elogios de la prensa. <´>''España conquista la triple corona. La victoria en la Eurocopa convierte al equipo español en leyenda'', proclamaba el diario El País en su portada. ''Invencible España'', titulaba ABC en grandes letras sobre una fotografía de los jugadores de la Roja levantando el trofeo europeo.

AFP AFP - Todos os direitos reservados. Está proibido todo tipo de reprodução sem autorização.